domingo, 1 de agosto de 2010

Arquitectura y urbanismo en Roma

Características generales

• El pragmatismo romano impregna cada obra
• La búsqueda de la “belleza” de los griegos es sustituida por la monumentalidad: la masa sustituye a la línea
• Uso sistemático del arco de medio punto y de la bóveda y la cúpula



























• Se introduce el orden toscano, derivado del dórico y el orden compuesto, fusión del jónico y del corintio
• Uso de revestimientos de estuco o placas de mármol
• La arquitectura es fundamentalmente civil y militar, frente a la arquitectura básicamente religiosa de Grecia.

Aspectos originales

• Arquitectura creadora de espacios:
- Urbanos (funda ciudades y en ellas construye edificios utilitarios y monumentales).
- Interiores grandiosos. Importancia de los espacios abovedados.
• Desarrolla nuevos tipos de edificios al servicio del poder y del ciudadano.
• Importancia de un nuevo material: el hormigón ( cemento romano). También piedra regular ( almohadillado, a soga y tizón), ladrillo, piedra irregular (mampostería).
• Además de los órdenes griegos usa el toscano y el compuesto.
• Combina el arquitrabe y el arco.
• Anonimato del artista. Importancia del promotor de la obra: emperador, senador...

El hormigón (llamado también “cemento” romano) es el aporte más importante hecho por los romanos a la historia de la construcción. Como otros muchos aspectos de su cultura, este material es fruto de la integración de fórmulas constructivas locales procedentes de las distintas regiones conquistadas. Se compone de cal, arena, materiales rígidos (piedras, cascotes, etc.) en suspensión y, por supuesto, agua. Sustituye al sillar y se dispone como alma de muros y bóvedas en el interior de un encofrado de formas y materiales variables que constituyen, a la vez, su revestimiento.
La utilización sistemática y explícita del arco de medio punto y de su desarrollo axial, la bóveda de cañón, constituyen la otra gran novedad de la arquitectura romana con respecto a la tradición griega.

Las concepciones romanas del espacio y la funcionalidad:
Al contrario de los griegos, que concebían a sus edificios para ser vistos desde el exterior, casi como si fueran esculturas perfectas; los romanos percibían el espacio como algo interior. No se preocupa tanto por crear volúmenes como por crear espacios para ocupar o habitar. Su carácter práctico y las necesidades múltiples originadas por un estado inmenso y urbano, les impulsaron a la creación de arquitecturas cerradas, cuya clave reside en el espacio interior.
Es una arquitectura funcional, utilitaria, hecha para perdurar. Es además grandiosa y retórica, al servicio del Estado, lo que se manifiesta en las obras conmemorativas. En las obras diseñadas para divertir y controlar al pueblo se aprecia su magnitud. Firmeza, utilidad y belleza fueron los principios rectores del programa constructivo romano.

URBANISMO ROMANO

La ciudad romana fue el elemento integrador de las diferentes artes en la antigua Roma.
El origen del urbanismo romano hay que buscarlo en las ciudades etruscas, en el plano de las ciudades helenísticas y en los campamentos militares que, buscando su operatividad, se trazaban según un modelo en retícula dentro de un perímetro defensivo rectilíneo determinado. Muchos de ellos son la base de las ciudades permanentes, aunque otras ciudades fueron fundadas por motivos políticos o económicos.
Eran ciudades planificadas, su perímetro solía ser cuadrado o rectangular. Dentro del mismo, dos calles principales en forma de cruz forman la base de la estructura vial: el DECUMANUS, de este a oeste; y el CARDUS, de norte a sur. Las calles secundarias completan el trazado en retícula y forman las manzanas de viviendas denominadas INSULAE. El FORO suele estar situada en una de las esquinas formadas por la intersección del DECUMANUS y del CARDUS.

La planificación urbana: Se trata de una red de calles aceradas, con sistemas de aprovisionamiento de agua (acueductos, fuentes) y de evacuación de las residuales (cloacas), con espacios públicos y edificios monumentales, dedicados al ocio (teatros, anfiteatros, termas), a las funciones administrativas (basílicas, curias) o a las religiosas (templos).

Arquitectura religiosa: los templos

Maison Carré, Francia, templo del siglo I a.C.

El templo no ocupa en la arquitectura romana el lugar central que ocupaba en la arquitectura de Grecia. Su forma deriva tanto de la tradición etrusca como de la griega. Del templo etrusco conserva el podio con escalinata y un pronaos muy profundo en la fachada principal y esto lo distingue claramente del griego. Tampoco incorporaron el peristilo griego ya que sólo las columnas del pórtico de acceso son exentas mientras las laterales quedaron adosadas a los muros de la cella, por lo que el tipo de templo seudoperíptero fue el característico de la arquitectura templaria romana. También existían templos circulares (tholos) generalmente dedicados a la diosa Vesta. En cada ciudad existían varios templos erigidos a las diferentes divinidades. El templo más original en cuanto a su planta, es sin duda, el Panteón.

Arquitectura civil: edificios públicos

a) Foro: era una gran plaza rectangular, abierta y rodeada por un pórtico con columnas donde se situaban los principales edificios públicos (la basílica, los templos, la curia). Bajo los pórticos del foro había tiendas y a veces un mercado. Más adelante, el foro se convirtió en el centro político (curia), jurídico y de administración de justicia (basílica), religioso (templos) y comercial (mercado). También era el centro de encuentro cívico y para realizar ceremonias.
b)Termas: no sólo servían como baños públicos, sino también como lugares de reunión, biblioteca, etc. Poseían salas de gimnasia, salas de vapor y masajes, piscinas de agua caliente, de agua templada y de agua fría, así como vestuarios. También constituyeron un instrumento de expresión de la grandeza de Roma ante la población. Por esto, las termas no sólo eran impresionantes en tamaño, sino también en materiales de construcción y decoración. Se trataba de edificios de hormigón revestidos en ladrillo y mármol. Proliferaba el estuco y el mosaico como formas decorativas.
c)Basílicas: eran edificios que cumplían funciones comerciales y de justicia, se utilizaban tanto para las transacciones mercantiles como para los litigios, aunque también servía como lugar donde se hacían reuniones políticas y punto de encuentro. Formados por grandes salas, generalmente divididas en tres naves, solían tener exedras en el muro del fondo, formando un ábside, y estaban cubiertas la mayoría por tejados de madera, salvo la excepcional basílica abovedada de Majencio.

Arquitectura civil: edificios para espectáculos

Los edificios que los romanos levantaron para espectáculos (teatros, anfiteatros, circos, estadios) forman parte de lo más característico de la arquitectura romana. Todas las ciudades romanas de cierta importancia en el Imperio aspiraron a tenerlos.
El fin de estas construcciones fue cubrir las necesidades de ocio de la población. Los espectáculos corrían por cuenta del Estado o de particulares que buscaban promoción social, por lo cual la finalidad política también está presente.
d) Teatro: deriva del griego, con sus graderías semicirculares, pero construidas sobre galerías abovedadas (y no sobre las laderas de las montañas, como en el caso de los teatros griegos). La orquesta es semicircular y más pequeña , mientras que la escena o skené es mucho más monumental. El frons scenae era una pared profusamente decorada que oficiaba como fondo de la escena, en el cual se veía el decorado que oficiaba como escenografía.
e) Anfiteatro: estaba dedicado a espectáculos cruentos: luchas entre gladiadores, combates navales, etc.. Eran construcciones monumentales de forma elíptica formada por la unión de dos teatros. El mismos estaba formado de:
a. El subterráneo: que era la construcción que se encontraba bajo la arena y se utilizaba para guardar decorados, jaulas con fieras, etc.
b. La arena o espacio donde se desarrollaba el espectáculo.
c. La cávea o graderío generalmente construido mediante un sistema de galerías abovedadas que delimitan los pasillos internos.
Anfiteatro romano en Verona, Italia

f) Circo: deriva del estadio griego, en especial del hipódromo. Su planta es rectangular, salvo por uno se los lados cortos que termina en semicírculo. Está rodeado de graderías par el público. Generalmente se las utilizaba para carreras de carros.

Los monumentos conmemorativos:

a) El altar: eran pequeñas construcciones abiertas, sin techo, como el Ara Pacis. Allí se celebraban sacrificios a los dioses para peticiones o agradecimientos. Los relieves históricos adornaron estos altares como el Ara Pacis Augustae (fechado en Roma del 13 al 9 a.C.), cuyos relieves celebran el inicio con Augusto de la pax romana, la gran época de paz y prosperidad del Imperio romano.

b) El arco de triunfo: creación romana que funciona como una puerta monumental aislada. Pueden ser de varios tipos: rectangulares o cuadrados, con uno solo arco, o con tres. Cumplían una función conmemorativa en la que quedaban plasmadas las hazañas de los emperadores, se colocaban en un espacio urbano, calle, plaza o en el foro para ser fácilmente contemplado.
El marco arquitectónico (arco-bóveda), sirve de soporte a los relieves principales que se encuentran en las partes delanteras con medallones, frisos, y guirnaldas. En la parte superior del arco, las inscripciones completan detalles del emperador y de su época. (Ejemplo: Arco de Tito 70 d.C – Roma)

El arco de triunfo es la construcción que tiene un contenido más claramente político-propagandístico de todo el repertorio tipológico romano. El triunfo era el privilegio, concedido por el Senado, a un general victorioso, de entrar en la ciudad al frente de sus legiones. Al principio eran de madera y más modestos, pero con el Arco de Tito adquieren su forma monumental que actúa como soporte de un conjunto de relieves alegóricos y narrativos con función conmemorativa.

c) La columna triunfal: se erigía, como el arco, en conmemoración de hechos o personas. Su grosor era variado, y se levantaban sobre un pedestal y generalmente estaban decorados con relieves narrativos.
Con la erección de la primera columna conmemorativa, durante el reinado de Trajano (113 d.C.), el relieve llega a su plena autonomía. La columna Trajana es una novedad absoluta, en la que los papeles tradicionales se invierten: la arquitectura se convierte en soporte de la evocación esculpida de las campañas llevadas a cabo por el emperador contra los dacios, y es sostén de la estatua del mismo emperador. Inédita es también la andadura en espiral del relieve, aplastado y en “narración continua”. Es decir, el relato de la guerra está hecho sin separar un episodio de otro, como si todos tuviesen igual importancia.

Obras de ingenieria:

a) Acueductos: Era la vía de conducción de agua desde un manantial a la ciudad. A menudo el acueducto partía de una cisterna que recogía directamente el agua de la fuente, y a veces se construía una represa de retención. Los desniveles del terreno se salvaban mediante superposiciones de arcos. El canal de conducción de agua iba en la parte superior. El acueducto desembocaba en una torre de distribución de agua situada en la parte alta de la ciudad.
b) Alcantarillado: La construcción de cloacas fue resuelta mediante canalizaciones cerradas con losas planas y con canales cubiertos con bóvedas de medio punto.
c) Calzadas: Se construyeron básicamente con un fin de estrategia militar. Su red vial llegó alcanzar en todo el Imperio unos 85.000 kms.
d) Puentes: Permitían que las vías atravesaran montañas y ríos. La técnica constructiva empleada, basada en su cimentación y usando magistralmente el arco en las magníficas bóvedas de piedra y hormigón construidas con cimbras de madera, permitió que muchos de ellos llegaran hasta la actualidad, incluso en funcionamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada