domingo, 7 de junio de 2009

Historicismos y eclecticismos en el siglo XIX

Panorama europeo

El historicismo consistió básicamente en la recuperación de principios arquitectónicos de otras épocas. Entre las corrientes neoárabes, neobarrocas o neoclásicas, destacó muy especialmente el neogótico británico, basado en el revival o resurrección de los principios estéticos del gótico. Entre las edificaciones más destacables de este estilo cabe citar el conjunto del Parlamento británico, obra de Charles Barry (1795-1860) y Pugin (1812-1852).


La burguesía del siglo XIX ve como válidos esos códigos artísticos antiguos.
En forma paralela a los historicismos se desarrollan estilos eclécticos: nos estamos refiriendo a aquellos casos en que se mezclaron diferentes historicismos en una misma obra. Por ejemplo:

La Ópera de Paris, edificio de claro signo eclecticista (neoclásico y neobarroco) se convierte en el símbolo de la ciudad burguesa. Es el lugar donde los burgueses se exponen a la ciudad, por eso se levanta sobre grandes escaleras y se sitúa al fondo de una avenida para resaltar el edificio debidamente. En su interior el espacio teatral es mínimo y lo que predominan son las estancias y salones donde se exhiben los burgueses. Fue construido por el arquitecto Charles Garnier (1861-1874), con elementos italianos clásicos y decoración barroca para realzar la sensación de fastuosidad y grandeza.


“Ver y ser visto. Según este lema, la Ópera se presenta como el símbolo del Segundo Imperio, como la “catedral” de la burguesia parisina del siglo XIX y como la esencia del “estilo de Napoleón III”. El conjunto de la Grand Escalier y el Grand Foyer forman justamente su punto álgido. En este conjunto hay suficiente espacio para pasear para la propia escenificación. El abandono de una estética normativa por una descriptiva, que ya no quiere valorar sino describir, se ve claramente en la utilización de un vocabulario formal y decorativo ecléctico. Los estilos históricos se consideran formas puras que se pueden combinar a gusto. Ya no son portadoras de una expresión, más bien su criterio se guía por los puntos de vista de la moda social”.-

Nota: también se habla de eclecticismos cuando se aplica a la obra de un arquitecto constituida por edificios que corresponden cada uno de ellos a estilos históricos distintos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada