martes, 21 de junio de 2011

Chicago (II): galería abierta de esculturas en “The Loop”

La zona de Chicago conocida como “The Loop” es el centro histórico del distrito comercial de Chicago. Esta zona, como varias otras de la ciudad, sorprende al visitante con maravillosas esculturas ubicadas en lugares públicos y a cielo abierto.
La más antigua de estas esculturas es creación del genial artista español Pablo Picasso y se ubica en el Chicago Civic Center, frente al Centro Daley, importante edificio de la década del 60, sede de diferentes oficinas públicas y lugar destacado de la ciudad.
Esta obra, hecha en acero soldado, fue un obsequio de Picasso a Chicago y su gente, y nunca explicitó su posible significado, las especulaciones sobre éste, dieron lugar a fuertes discusiones entre políticos, periodistas, ciudadanos. Fue inaugurada el 15 de agosto de 1967, tiene más de 15 metros de alto y pesa 162 toneladas. Hoy se ha convertido en un signo de identidad de la ciudad, orgullo de sus habitantes y lugar de visita ineludible para los visitantes. Su estructura, con secciones de fuerte calado que aligeran su masa, domina el amplio espacio de la plaza, que, en oportunidad de nuestra visita, estaba repleta de puestos que ofrecían artesanías diversas y comidas, y muchos transeúntes disfrutando del entorno.
En el Art Institute of Chicago se puede ver la maqueta que Picasso realizó en 1964, y en el texto que la acompaña se señala a la imagen como el resultado de las innumerables exploraciones del artista en torno a una figura abstracta femenina, donde éste replantea la forma de la cabeza, el cuello y el cabello.




En uno de los lados del Chicago Civic Center, al lado del City Hall (edificio del ayuntamiento) nos encontramos con otra espectacular escultura, la del artista español Joan Miró. Instalada el 21 de abril de 1981, mide 12 metros de altura y está realizada en acero, malla de alambre, cemento, bronce y cerámica. Originalmente titulada “El Sol, la Luna y una Estrella”, se la conoce como Miss Chicago o el Miró de Chicago. En el lenguaje surrealista del catalán, esta escultura nos evoca una deidad tanto cósmica como terrenal. La forma de campana alude a lo femenino, la esfera del centro representa a la luna, la forma metálica superior a una estrella y a los rayos del sol, la luz. Encargada al artista en 1965, recién se concretó en 1981, haciendo coincidir su inauguración con su cumpleaños número 88. La maqueta que presentó cuando la obra le fue encargada se exhibe en el Art Institute.




A menos de una cuadra de las dos anteriores, nos encontramos con una tercera escultura, Frente al centro comercial James R. Thompson Center (interesante edificio transparente), se yergue una monumental obra en fibra de vidrio, se denomina “Monumento con la bestia de pie” del plástico francés Jean Dubuffet. Éste la describió como un dibujo que se extiende en el espacio y espera que alcance a los hombres en las calles. Se compone de cuatro elementos que sugieren un animal en pie, un árbol, un portal y una forma arquitectónica. Se trata de una escultura que invita al transeúnte a entrar en ella y no sólo a observarla.
El diseño es de 1983 y el emplazamiento, del 28 de noviembre de 1984.



DEJO A CONTINUACION FOTOS PARA APRECIAR DETALLES DE LAS OBRAS







4 comentarios:

  1. Estimada Monica, que bonito articulo sobre Chicago, nunca he ido a Chicago y no sabia sobre las esculturas, pero ahora si se, gracias a tu articulo. Escribes bien y voy a venir a tu blog mas seguido para conocer mas el mundo del arte. Sinceramente,

    Augusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez ya hayas ido Augusto, pero visité Chicago el año anterior y el Loop con todas las esculturas es hermoso y ni hablar del aroma que hay en esa zona, propia de las flores que hay en pequeños canteros.

      Eliminar
  2. Estupendas esculturas; me gustó especialmente el concepto de la obra de Dubuffet

    ResponderEliminar
  3. Buenos días a todos y muchas gracias por compartir tanto sobre moda y diseño. Para los que estamos dando los primeros pasos, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender y mejorar. Les comento que hace un tiempo hice un curso y empecé a diseñar mis propias esculturas. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Lanús, Buenos Aires!

    ResponderEliminar